El evento recuerda los usos, costumbres y formas de vestir de una ciudad que tiene como uno de sus más destacados símbolos el traje tradicional fragatino, una vestimenta que se ejemplifica en estatuas como la de La Fragatina, que preside el paseo Segoñé.

Leer más >>>

elperiodicodearagon.com