CASAS Y FACHADAS DE ESTILO ARAGONÉS

Belver cuenta con algunos ejemplos de arquitectura civil donde se aprecian grandes aleros o cornisas en madera, galerías de arcos aragonesas, patios empedrados, arcos y portadas en piedra sillar, bodegas..., destacando las siguientes:

“Casa Prin”, situada en la plaza de Santa Ana, de estilo aragonés, construida en ladrillo y piedra sillar con dos fachadas de galerías de arcos de medio punto, alero de madera y gran portada de piedra fechada en 1797.

“Casa Benito”, en la calle Mayor, de estilo aragonés con galería de arcos de medio punto en gradación, con gran arco de piedra en su puerta de acceso y fachada revocada.

“Casa Pardo”, en la calle Mayor y adosada a la iglesia, con fachada de ladrillo y piedra, dividida en dos tramadas y puerta en arco de medio punto flanqueada por restos de dos columnas y alero de madera. Tiene una entrada o patio empedrado A su lado se encuentra “Casa Canalís”, antigua fachada de estilo aragonés hoy de nueva construcción imitando la anterior.

“Casa Camilo”, en la calle Mayor llamada hoy también “Casa Batista”, conserva en su interior las mazmorras del castillo templario del siglo XIII así como dos grandes arcos en los bajos de la vivienda.

“Casa Ferrer”, en la calle Mayor, sólo conserva en su fachada la portada de piedra con arco de medio punto y el escudo en relieve.


“Casa Batista”, en la calle Mayor, posee una portada de piedra del siglo XVI, con escudo en huecorelieve, partida en dos y mal conservada.

 

Iglesia parroquial N.S. de la Asunción

Edificio de estilo gótico-renacentista aragonés, del siglo XVI, realizado por el maestro de obras de Monzón Juan Camurrio en el año 1583. La fábrica es de piedra sillar y ladrillo, compuesto por tres naves: una central y dos laterales con ábside poligonal, separadas por grandes columnas que sostienen las bóvedas estrelladas, con una girola detrás del presbiterio, única en toda la comarca, con cripta (hoy cegada) y coro. La portada es plateresca, con frontón, hornacina y flanqueada con columnas jónicas y dos medallones de San Pedro y San Pablo. Sobre la misma aparece el escudo de Belver y el año 1592, fecha de la terminación. La torre es toda de piedra sillar , inacabada, de planta cuadrangular, con el último cuerpo octogonal rematado con gárgolas y garitas en sus esquinas. Tuvo dos campanas grandes, dos medianas y un cimbálico, de las cuales resta una.

Por algunos documentos se conoce toda la obra que albergó hasta la Guerra Civil, como el retablo mayor, de estilo churrigueresco, la imagen de la Virgen de la Asunción, un retablo de San Juan, una talla muy antigua de la Virgen del Rosario, varios santos, ornamentos de plata, joyas y las reliquias de Santa Orosia (mechones de pelo) y huesos de San Blas. Las imágenes y la ornamentación actual es posterior al conflicto bélico.