COSME BUENO ALEGRE
Nació en Belver de Cinca en el año 1711 y se trasladó a Lima en el año 1730. Allí fue nombrado Doctor por la Universidad de San Marcos, tras estudiar Farmacia y Medicina, regente de la Cátedra de Prima de Matemáticas y cosmógrafo mayor del Virreinato de Perú. Estudió además Astronomía, Matemáticas, Física y Química, Geografía e Historia, Climatología, Vulcanología, Zoología y Biología, Botánica, Demografía y Ecología. Destaca su gran obra Descripción Geográfica del Río de la Plata (1768-1776). Murió en Perú en 1798.
http://incaland.com/museofap/cosme.htm

PEDRO ARNAL CAVERO
Nació en Belver de Cinca en 1884 y murió en Zaragoza en 1962, hijo adoptivo de Alquézar, lugar de origen de sus padres y donde vivió un tiempo. Pedagogo y escritor, estudió Magisterio en Zaragoza y Huesca, siendo después profesor en las escuelas de Artajona (Navarra), Santander, Teruel y Zaragoza. Escribió obras de carácter pedagógico, de animales y plantas y de costumbres aragonesas, sobretodo del Altoaragón, colaborando en Heraldo de Aragón y en la revista Aragón. Fue nombrado consejero de la Institución Fernando el Católico y llegó a ser directivo del Real Zaragoza, por su gran afición al fútbol. Destacan su obras Aragón en alto (1940), Cartilla escolas, Vocabulario del Altoaragonés (1944) o Refranes, dichos, mazadas...en el Somontano y montaña oscense (1953).

FELIPE ALAIZ DE PABLO
Nació en Belver de Cinca en 1887 y se trasladó a Albalate, lugar de origen de su familia. Abandonó sus primeros estudios y se dedicó al periodismo, siendo un fuerte aragonesista en Zaragoza, dirigiendo la revista Aragón. Se declara anarquista y es llamado por Ortega y Gasset para colaborar en la revista El Sol de Madrid y residió en varias ciudades como Zaragoza, Huesca, Barcelona, Tarragona, Lérida, Sevilla, París y Madrid, ejerciendo el periodismo anarquista. Fue amigo de Ramón Acín, Pío Baroja y Maurín entre otros. Fue exiliado y vivió la amargura del campo de concentración, estuvo en el Midi y murió en París en 1959 prácticamente en la pobreza. Tras su muerte se publicaron algunas de sus obras como Tipos Españoles y Hacia una Federación de Autonomías Ibéricas.
http://www.elpasajero.com/alaiz.htm
http://www.alasbarricadas.org/forums/

MATILDE FERRER LORDA
Nació en Belver de Cinca en el año 1847. Religiosa de la Orden de San Juan de Jerusalén, llegó a ser priora del Monasterio de Santa María de Sijena desde el año 1885 a 1906. Su vida interesó al historiador y escritor montisonense Mariano de Pano, el cual escribió su biografía.

MANUEL LOZANO GUILLÉN
(Belver de Cinca (Huesca), 1904 —Zaragoza, 24-4-1945)
Nacido en Belver de Cinca, en el seno de una familia campesina humilde, emigró joven a Cataluña, trabajando de peón en distintos oficios. Militante de la CNT, se vio perseguido por la policía y se exilia a Francia bajo la dictadura de Primo de Rivera.

Destacó aquí por su honestidad y responsabilidad en actividades anarquistas, retorna a su pueblo antes de la proclamación de la II República. Trabaja de jornalero y en el huerto familiar, se relaciona con los confederales de Albalate, entre ellos con el maestro libertario Félix Carrasquer, creando a imitación de éstos una agrupación cultural. Fue el primer secretario de la CNT belverina, desarrollando una gran labor de propaganda junto con los compañeros Valero y Sierra. Encabezó el Comité de la importante Federación Comarcal del Cinca, que contaba en otoño de 1931 con 4.000 afiliados a la CNT, en sustitución de Carrasquer. Incluso compraron un coche que asegurara las comunicaciones entre los diversos Sindicatos de la Comarca. Tras los movimientos insurreccionales de 1932 y diciembre de 1933 fue perseguido y los sindicatos clausurados.
Aplastado el levantamiento fascista en la comarca, está al frente del Comité Revolucionario y de las colectividades de Belver, siendo delegado por la Comarcal del Cinca al Pleno Regional de Sindicatos aragoneses de agosto de 1936. El 22 de agosto de 1936 es coordinador, junto con el maestro libertario de Fraga José Alberola y Justo Val Franco de Albalate de Cinca, de la Asamblea reunida en esta última localidad con representación de los 21 pueblos de la comarca donde debatieron sobre ‘el medio o modo de estructurar una nueva economía natural y proletaria”. Se incorpora después como voluntario a la columna Roja y Negra en la 14’ Centuria Ayerbe-La Peña, en la que luchaban una treintena de cenetistas de Belver, entre ellos sus tres sobrinos Manuel, Antonio y José Lozano Alegre. Combate en el asedio a Huesca: ante los sucesos de mayo en Barcelona se dirige junto a Máximo Franco hacia allí, siendo detenidos por Gregorio Jover, jefe de la 28ª División Confederal Francisco Ascaso en Binéfar, reconsiderando su postura. Desde junio de 1937, con la militarización de las columnas milicianas, es comisario de la 127ª Brigada Mixta de la 28ª División hasta el final de la guerra, luchando en los frentes de Aragón, Levante y Extremadura. Recibió la condecoración al valor junto a toda la División por su defensa y resistencia en el frente de Teruel (Castelfrío, Cedrillas, Sarrión) en abril y mayo de 1938 que evitó la caída de Valencia. En marzo de 1939 se enfrenta y desarma a las tropas comunistas de Negrín, sublevadas en Madrid contra la Junta de Defensa de Casado. Copado luego en la ratonera del puerto de Alicante, es detenido y encerrado en Albatera y Barbastro. Condenado a 20 años de prisión, es conducido a la cárcel de Huesca, en donde recibe apoyo económico y correo de la clandestina Red de Ponzán, que en mayo de 1940 fracasa en su intento de liberado, siendo herido Francisco Ponzán, que tiene que esconderse varios meses en el monte hasta su vuelta a Francia. A pesar de ello, en noviembre de 1941 continuaba la relación epistolar entre ambos a través del oscense Joaquín Sin Oto, enlace clandestino. Es trasladado a Santoña y Madrid, juzgado de nuevo y condenado a pena de muerte. Tras seis años de cárcel y de haber terminado la guerra, fue fusilado el 24 de abril de 1945 en Zaragoza. Los franquistas le ofrecieron un cargo en el Sindicato Vertical a cambio de salvar su vida, pero lo rechazó.
Su compañero, el anarcosindicalista Pedro Torralba Coronas, en su libro “De Ayerbe a la Roja y Negra. 127ª BM de la 28ª División” describe a Lozano como un hombre idealista, íntegro, sobrio, puritano, sencillo con todos nosotros, fraternal en el trato y recto en el proceder.

Fuente : Raúl Mateo Otal (Huesca-Info)