Indice del artículo
Mantenimiento del ordenador
Limpieza con Ccleaner
Desfragmentador
Limpiar espías
Cuentas de usuario
Consejos
Todas las páginas


DESFRAGMENTADOR Y SCANDISK

El disco duro (donde se almacenan los datos) se va desorganizando y con el uso los archivos pueden estar partidos en varios fragmentos. Esto supone que el sistema operativo tenga que perder más tiempo del necesario para encontrar todos esos trozos. Esta utilidad que también forma parte de Windows, lo que va a hacer es juntar todos esos trozos y reorganizar el disco duro para un mejor acceso a todos los archivos, ganando rapidez a la hora de encontrar archivos y abrir aplicaciones.
Ir a :
Inicio > Todos los programas > Accesorios > Herramientas del sistema > Desfragmentador de disco
Dependiendo de la versión de Windows se mostrará de varias formas. En las versiones XP y anteriores os saldrá un cuadro de diálogo con las unidades de disco que hay en el ordenador. Elegís uno de los discos y pulsáis "desfragmentar". Desde W.Vista ya no se muestra una barra de progreso y se puede programar para automatizar y también trabajar sin interferir en la desfragmentación. Este proceso puede durar mucho tiempo (de unos minutos a varias horas, dependiendo de la cantidad de archivos que tengáis, de lo desordenados que estén y de la capacidad del ordenador). Es mejor utilizar esta utilidad después de haber limpiado nuestro disco duro de archivos innecesarios, con Ccleaner por ejemplo.
Si el tiempo de ejecución fuera excesivo, puede significar que haya algún fallo en el disco duro y el programa no pueda desfragmentar correctamente; entonces lo mejor sería utilizar primero ScanDisk que es una utilidad que  puede corregir algunos errores del disco duro. Abrimos "Mi PC", o "Equipo", luego hacemos clic con el botón derecho en "C:" , elegimos "Propiedades" y en el cuadro de diálogo que se abrirá, elegimos la pestaña "Herramientas", en la función "Comprobación de errores"  pulsamos "Comprobar ahora" y nos saldrá otro cuadro de diálogo en el que hay dos casillas que podemos marcar si queremos que Windows intente reparar los errores, en el caso que existan. Los marcamos los dos y aceptamos. Ahora Windows nos avisará que ahora nos es posible escanear el disco y nos ofrecerá la posibilidad de hacerlo la próxima vez que iniciemos el ordenador. Le decimos que si y si queremos hacerlo de inmediato, reiniciamos el ordenador y esperamos a que realice el escaneo. Puede tardar bastante tiempo pero hay que dejarle terminar.